Corazón modernista

"Habiendo vivido y trabajado en muchos sitios, nuestros invitados procedían de más de 20 países distintos y muchos de ellos visitaban Barcelona por primera vez. Por este motivo queríamos una celebración que mostrara todas las virtudes y delicias de esta preciosa ciudad, más allá del concepto de la boda en sí. Así pues, elegimos el Modernismo Catalán como tema central para que aportara ese aspecto diferencial y único a nuestra boda que tanto gustó a todos nuestros invitados- ¡Sin mencionar el glamour y el romanticismo inherente a ese período histórico y que Sonia supo transmitir en cada detalle a lo largo de toda la celebración!

Lo que más nos gustó de trabajar con Yes I do fue su atención a cada detalle y su capacidad para sugerir alternativas que aportaron a ese día un poco más de nuestro estilo personal- Y todo hecho con la extrema profesionalidad y el estilo realista y práctico de Sonia que se tradujo de modo fantástico en que ¡pudimos disfrutar de todos los meses de preparación incluso tanto como del día mismo de la celebración! ¿Si recomendaríamos a Sonia y todo su equipo? ¡Yes We Would!"

Dalila & Ian, Londres
Boda, 17 de Abril de 2009

Se eligió para el emplazamiento de la boda un edificio-hotel emblemático de la época dorada del modernismo. La idea inspiracional era una mezcla entre este movimiento artístico y filosófico, y el concepto romántico de una escapada de amor en un hotel. Toda la celebración y sus detalles trasladaban a los invitados y los contrayentes a principios de siglo: Se buscó un coche de la época en que se construyó el hotel, las invitaciones recordaban al letrero de “No molestar” típico para colgar en la puerta de la habitación, el panel de invitados y los números de mesa simulaban números de habitaciones, y tanto la papelería como el resto de la decoración se basó en tonos negro y dorados de moda durante ese período y acorde con el interiorismo de la sala de banquetes.