Póquer de amor

"Queremos agradecer a Sonia que nos haya ayudado a hacer nuestro sueño realidad.
¡Ha sido una experiencia inolvidable y muy emocionante!
No hubiera sido posible hacerlo tan y tan bonito si no hubiera sido por el trabajo realizado por Sonia y su equipo.
El destino hizo que acudiéramos a Yes I do y la verdad que estamos muy orgullosos de haber conocido a Sonia y de haber compartido con ella ese momento tan feliz y maravilloso. Sabíamos que organizar una boda llevaba mucho tiempo y trabajo,
pero con Sonia todo se ha hecho más ameno, todo ha ido sobre ruedas,
¡incluso hemos disfrutado haciéndolo! Te damos las gracias, por tu gran profesionalidad, por tu dedicación, por tu confianza, por tu implicación, por tu
sinceridad, tu simpatía, el cariño que le has puesto a cada detalle, la sutileza,
y en definitiva, por ser una bellísima persona. Todos los momentos vividos contigo
nos los guardamos en nuestra memoria y en nuestro corazón. ¡Hasta pronto!"

Nadia & Ferrán, Barcelona
Boda, 28 de Mayo de 2010

Se eligió para la celebración de la boda una finca privada y muy exclusiva de gran belleza y entorno excepcional. Yes I do trabajó en cada detalle para transmitir el gusto de los novios y una de sus aficiones en común, el juego del pocker, huyendo de hacer hincapié en sus profesiones pues el novio era un conocido deportista. En ese sentido, se propuso una decoración en tonos dorados y granates con la idea inspiracional del poker dándole un toque muy elegante. La invitación de boda, el panel de invitados y los números de mesa también se diseñaron con cartas de corazones de la baraja, así como la idea de la pareja y los tonos dorado y granate. La minuta por otra parte se diseñó como una ficha del pocker.